sábado, 2 de abril de 2016

La experiencia de creación de El Arte del Placer: Mi dimensión apolinea trabajando por una sesión dionisiaca

Mi Apolo ha estado todo el día trabajando para la gran propuesta dionisiaca: Poner todos los sentidos, pulsar la progresividad entre ejercicio y ejercicio, percatarse que un pequeño movimiento en el orden puede transformar toda la sesión, gozar mucho dando coherencia a la propia progresividad musical y empezar a comprender que es la semántica musical y como la música es la gran iniciación a un arte alquímico de todo facilitador de Biodanza. El Arte del Placer, ha sido un verdadero acto de amor y entrega. Ya tenemos lista la sesión y las músicas, ahora llamo a las musas, para que me inspiren reveladoras consignas que inspiren, respiren y aspiren... Doy gracias a la vida por permitirme desarrollar este arte y crecer cada día.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

Gracias por tu comentario. Moderamos los comentarios para evitar Spam. En breve, sera publicado, un saludo,

Victor Núñez.